martes, 8 de noviembre de 2011

A ojos cerrados

..."Cerrar los ojos y ser hombre. Entender cómo piensan,
cómo discurren, cómo desean, por qué desean lo que desean.
Temer como los hombres, ver a los hijos como los ven los hombres,
escribir como un hombre, necesitar como un hombre, callarse como un hombre.
Ser un hombre, estar dentro de un hombre, y sentir lo que sienten cuando están dentro de una"...

      (El mundo Iluminado- Angeles Mastreta)



                                                                                           

                                                                                         
                                                                                                                                               

8 comentarios:

  1. Pensar como un hombre es difícil, escribir como un hombre mucho más difícil , es un ejercicio muy interesante que me propongo muchas veces, pero nunca sale bien porque siempre se nos ve el plumero de mujer.... es irremediable, pensamos diferente. Abrazo y besos Virginia

    ResponderEliminar
  2. Que bueno tenerlos por acá! Lai y Joven, a mi me deja como pensando que difícil ser hombre y mas hoy en día...de todas maneras las veces que he hecho ese ejercicio imaginandome estar dentro y ser "ese" hombre, lo unico que me ha pasado es que me ha llenado de comprensión y de ternura, al intuir apenas como estaría sintiendo EL.

    ResponderEliminar
  3. Claro siempre desde el sentir de mujer =)

    ResponderEliminar
  4. ¡Excelente!

    ¡Gracias por tus comentarios, y por prestarme tan bello texto!

    PD: Creo que es de ese autor...

    ResponderEliminar
  5. te iba a preguntar si pudiste, pero veo que ya lo contestaste.
    creo que, como hablábamos con el conejo, el hecho de ponerse en el lugar del otro siempre mejora la óptica.
    y la sensibilidad.
    alguna vez he tratado de escribir desde esa otra óptica. no se si lo he logrado.

    salú!
    f

    ResponderEliminar
  6. En fin...reacumularse de nuevo en una matriz un tanto diferente ¿no? Basicamente somos diferentes bioquímicas, lo que no me permitirá nunca descubrir quién es mujer o quién es hombre tan sólo unicamente por leerlo. Nuestras ideas pueden ser idénticas; inclusive también los sentimientos, la sensaciones, aunque no (logicamente) la manera en que nuestros cerebros distribuyen esa piedra psicofilosofal: el pensamiento.

    Tengo entendido que a diferencia de los nuestros vuestros orgasmos, aunque no totalmente, son casi casi casi eternos.


    Buenas diferencias.

    ResponderEliminar
  7. Bienvenido Miguel, buena reflexión, sin duda distribuyen y reaccionan a esos mismos sentimientos de otra manera. Y el posicionamiento frente a la sociedad influye enormemente si sos hombre o mujer, eso tb nos exige responder de otras formas a lo que nos pasa y sentimos.

    ResponderEliminar